13 Rue del percebe (pero más jodido)

Me encantaba esta tira, aunque no recuerdo en qué revista la leía.

Pincha para ampliar

Pincha para ampliar

Las comunidades de vecinos siempre tienen sus rarezas y yo no puedo presumir de haber visto muchas, pero la que tengo actualmente tiene un par de cosas dignas de mención.

En el primer piso vive la loca del primero (es un seudónimo que le pega). Esta mujer, a parte de regentear uno de los restaurantes que hay en los bajos del edificio, me tiene algún tipo de manía. Nos hemos encontrado en varias ocasiones, una de ellas ya la conté hace un tiempo, un lío con un perro, un sofá y un salto de barandilla ridículo que podéis leer en esta entrada. Varios meses después de eso al entrar un día en el portal, me encuentro a la amiga con cara de tristeza recibiendo una señora bronca por parte de la loca del primero

-Y ahora te vas de mi casa… ¡por mentirosa!… eso es lo que eres ¡una mentirosa!- gritaba, totalmente fuera de si, mientras la otra aguantaba y me decía hola con la resignación de quien cuida a un enfermo mental durante un ataque psicótico en plena calle.

Curiosamente, nunca me ha saludado las veces que nos hemos cruzado en la calle, al pasar por en frente de su restaurante, siempre queda en un solitario hola por mi parte. Un día, coincidimos justo entrando al portal. De repente se gira y me dice -Ah! ¿tu vives aquí?- Le conteste con un simple -Sí-, pero luego, pensándolo en conjunto supe que debía haberle dicho

-¿No te acuerdas de mi? Sí mujer, soy ese que te vio como saltabas la barandilla cuando se te escapó el perro y como echabas de tu casa a tu amiga llamándola mentirosa… ¿no te acuerdas? bueno da igual, seguro que la próxima vez te acordarás.- Y habría acabado la frase con una gran sonrisa.

En frente de la loca del primero hay un grupo de chicos jóvenes, que parecen majos y todo, uno de los cuales protagonizo una de las anécdotas nada más llegar yo al edificio

-Hola, perdona ¿me puedes decir si estos días habéis estado moviendo muebles o sillas o algo así?- me dijo al abrirle la puerta una tarde de Sábado
-Hola, eeeh ¿mover muebles?- mi cara de atónito era mas que evidente
-Lo siento, soy de la puerta X (no recuerdo), es que veras he estado enfermo y durante días he estado oyendo como si arrastraran sillas- se explicó con cara de haber pasado una guerra
-Pero tú estas en el primer piso, ¿desde ahí puedes oírme? Ademas, tengo una silla, vivo solo…
-Es que he ido al segundo piso y me han dicho que eras tú
-¿Que han dicho que era yo?, eso es imposible ya te digo que sólo tengo una silla…
-No, no, muchas sillas, muchas…
-Pero a ver, ¿alguna vez has oído a mi perro, por ejemplo?
-Eeeh, no
-Pues no creo que si no has oído ladrar a mi perro puedas oír nada desde aquí, ademas abajo vive un montón de gente
-Si, tienes razón, gracias y perdona
-Nada, tranquilo, hasta luego.

Y se fue. -Qué cabrones, los del segundo- pensé mientras cerraba la puerta. En ese momento todavía no sabía que los del segundo a parte de cabrones, me iban a joder varias veces más.

Justo debajo de mi vive una señora mayor (una abuela que camina a duras penas) y una familia (por lo menos 4 o 5) que intuyo cuidan de ella. Por mi mente han pasado muchas hipótesis acerca de qué ocurre en esa casa, de las continuas idas y venidas de los que supongo hijos de la familia, de por qué a ninguno de ellos les dan llaves y de por qué cojones tienen que llamar siempre a mi puerta para que les abra. Es alucinante la cantidad de veces que son capaces de llamar, series de 3 o 4 timbrazos de unos 4 o 5 segundos. Es como si te exigieran que les abrieras la puerta y ninguno es capaz de empezar su frase por “perdona,…”, lo único que dicen es

-¿Me puede abrir?
-Oye, os he abierto ya 5 veces…-
en una mañana de Sábado, típica de limpieza en profundidad
-¿Me puede abrir?
-… podrías coger las llaves…
-¿Me puede abrir?
-Os he abierto ya 5 veces, si no tenéis llaves al menos podríais venir juntos, joder…-
ya cabreado
-¿Me puede abrir?

Y en vez de decirle -Que te den por el culo- soy tan gilipollas de abrirle y luego cagarme en la madre que la pario a la niña de los cojones. Pero ya no más. No desde la última vez, no desde que se le ocurrió hacer esto un Domingo a las 6:30 de la mañana. En aquella ocasión estaba con la mujer salvaje, durmiendo plácidamente y pegué un salto de la cama, corrí al telefonillo esperando que hubiera una emergencia y abrí casi sin pensar después de haber escuchado el eterno -¿Me puede abrir?-. En cuanto me di cuenta de lo que había hecho puse la cara de gilipollas mas grande que recuerdo. Pero ya no, no pienso abrirle a nadie, si es alguien conocido que me llame al móvil. Y hoy ha empezado mi venganza. Primero he oído como sonaba el timbre en el segundo piso (mi teoría es que la señora mayor esta sorda) y, como era de esperar ha empezado con mi timbre… una vez, dos veces más intensamente, una tercera vez de desesperación… otra vez al segundo… y un timbre final al mio, cortito. Y yo con una sonrisa de oreja a oreja. -Te quedas en la calle o cambias de puerta favorita que te abra- Me he sentido tan bien, que este fin de semana pienso desmontar el telefonillo. Y adiós problema.

En mi piso, el tercero, solamente vivo yo. La puerta de en frente es uno de esos pisitos recién reformados, pero que todavía no le han quitado los plásticos protectores a las ventanas, ni las pegatinas de los fabricantes. Efectos de la especulación.

Y en el cuarto vive una pareja, una sufridora, que no se les oye excepto cuando dan golpes por la noche y nos corta el rollo a la mujer salvaje y a mí. En esto he de reconocer que no soy el mejor de los vecinos y se que aunque yo les oí a ellos primero, es evidente que nosotros follamos mucho, pero que mucho más que ellos. De todas maneras, ¿que puedo hacer? ¿comprarme una cama que no haga ruido? ¿no follar de noche? Preferiria oirlos a ellos follando todo el dia en vez de tener que soportar a los del segundo, o a la loca del primero…

Ya veis, esta es mi comunidad de vecinos. Menos mal que vivo de alquiler.

Explore posts in the same categories: la comunidad

Etiquetas: , , , , , , , ,

Both comments and pings are currently closed.

5 comentarios en “13 Rue del percebe (pero más jodido)”

  1. Gordi Says:

    El presidente de mi edificio publica mensualmente en el tablón de anuncios (con cristal cerrado a cal y canto) la lista de morosos de la comunidad, llama a la policía si hay un poco de jaleo a partir de las doce de la noche y deja notitas del tipo “Se ruega a los vecinos del quinto que no suban las bicicletas en el ascensor. Esta proibido”, escritas con boli en hojas de libreta cuadriculadas. Huelga decir que, aquel que puede, le hace la vida imposible. Hay gente pa tó. Beso

  2. lafuentedesed Says:

    En mi bloque no solo soy el más joven, el siguiente ser vivo en mi comunidad tiene 40 años más que yo. No digo más.
    Un saludo. Y animo!

  3. Blind-y Says:

    Buaaahh en todos sitios cuecen habas…me encanta lo de los niños pesados…yo cuando no espero a nadie no contesto al timbre.

    date por contento , porque nadie te deja la basura en el rellano. Cochinos!!

    Un besito

  4. caótica Says:

    JOER MACHO!!! Pero a ti que te corre por las venas? Horchata? Se les ocurre tocar a las 6.30 de la mañana un domingo y tu vas y les abres? Vamos, que podrías haberles invitado a desayunar ya puestos! Jajaja… buenooo… comprendo que cuando te pillan durmiendo abres sin pensar. Me estoy acordando cuando me despertaron a mi a las 7 de la mañana un sábado, (mi está estropeado asi que no se puede hablar por el) asi que abrí por inercia. Cuando abrí la puerta me aparece el butanero, lo miré y le dije: Que haces?, y me dice: Pedisteis una bombona no? Aqui lo tengo, 3ºDerecha. Mi respuesta: “No me jodas!! Te perdiste un capítulo importante de Barrio Sésamo!!!!” (el mio es 3ºIzquierda)

  5. .undermind Says:

    Está claro que aqui cada uno tiene que aguantar a sus vecinos.

    Gordi cuando he ido a alguna casa amiga tambien me he encontrado eso del tablon de anuncios protegido con la lista de morosos… que jodio el tio.

    lafuentedesed espero que al menos no sean de los de “con Franco esto no pasaba”😉

    Blind-y argh! ¿y cómo lo permites? Intenta lo del vecino de Gordi y pon un cartel tipo “se ruega a los vecinos que no dejen sus basuras en el rellano. ¡Guarros!”

    Caótica en esos momentos si me pinchas solo sale aire. Cabrones, me pillaron despistao.

    Gracias por los comentarios. Saludos.


Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: