Posted tagged ‘diario’

Diaro de Navidad III

Sábado, 26 diciembre, 2009

Ñam, ñam

26 de Diciembre. En Cataluña hoy es festivo y se suele celebrar como un día más de la Navidad. Otros años la invasión es similar a la del 25, pero gracias a que las primas y tías tienen compromisos con sus suegros, hoy ha sido un día más bien tranquilo.

He dormido fatal, el colchón de la cama donde duermo debe estar hecho con tablones de madera y eso que se supone que es terapéutica. Será para un tronco de árbol porque si duermo de lado me parece tener todo el peso de mi cuerpo sobre las costillas. Una contractura en el hombro izquierdo me lo ha recordado todo el día.

(más…)

Diario de Navidad II

Sábado, 26 diciembre, 2009

25 de Diciembre. He podido resistir la invasión de esta pequeña casa por 20 energúmenos a los que suelo llamar familia. Y por ser hombre me ha tocado ser el porteador de la mesa de 2m que ha permitido que toda la marabunta sedienta de cava y villancicos se sentara junta.

Hoy me he despertado de mejor humor, pero sigo contando las horas que faltan para que vuelva a mi solitaria y aburrida casa, donde solo viene la gente a la que invito y donde el volumen de la conversación y/o de la TV lo decido yo. Tener Internet está siendo mi salvación estas Navidades y cada vez que rebosa el vaso de mi paciencia, me siento y tecleo un poco, así levanto la tapa de la olla a presión y vuelvo a un estado Zen. Eso y darme una vuelta con Neo mientras me fumo un canuto está siendo algo imprescindible para evadirme de la jauría navideña.

(más…)

Diario de Navidad I

Viernes, 25 diciembre, 2009

24 de Diciembre. Llegué ayer a esta ciudad. Mi madre se empeñó en salir a las 3 de la tarde, claro, como ella no iba a conducir, solo pensaba en llegar a la hora que le viniera mejor. Mal comienzo.

Si algo puede definir este día es aburrimiento. Estoy bastante agobiado de estar aquí, no quiero ni ver a la familia, ni comer las montañas de comida que siempre ponen en estas fechas. Estoy harto de turrones y demás mierdas. Cada vez que oigo un villancico me cabreo y solo pienso en volver a casa con la mujer salvaje. La echo de menos. Encima mi madre insinúa que tal vez nos volvamos el Lunes en vez del Domingo. -Lo que me faltaba, 1 día más de aburrimiento.

(más…)