Diaro de Navidad III

Ñam, ñam

26 de Diciembre. En Cataluña hoy es festivo y se suele celebrar como un día más de la Navidad. Otros años la invasión es similar a la del 25, pero gracias a que las primas y tías tienen compromisos con sus suegros, hoy ha sido un día más bien tranquilo.

He dormido fatal, el colchón de la cama donde duermo debe estar hecho con tablones de madera y eso que se supone que es terapéutica. Será para un tronco de árbol porque si duermo de lado me parece tener todo el peso de mi cuerpo sobre las costillas. Una contractura en el hombro izquierdo me lo ha recordado todo el día.

Ni tan aburrido como el primer día ni tan agobiante como el segundo. Una de las cosas curiosas de este día (al menos en Cataluña), es que existe una tradición no escrita de comer canelones. No me preguntéis por qué, no tengo ni idea. Los canelones de mi abuela son famosos en la familia, pero he de reconocer que cada vez son un poco menos buenos. El paso de los años ha convertido estas comidas en un peso importante para ella e intuyo que dentro de poco será una de sus hijas la encargada de hacerlos. ¿Se puede considerar como un relevo generacional, como la madre que regala a su hija la joya de la familia? Yo lo veo más o menos así. Está claro que es una responsabilidad y que cada vez hay más bocas en la mesa y la iaia no está para muchos trotes después de dos operaciones, de cadera y juanetes.

Menos mal que hoy no ha habido invasión, solo 6 familiares sentados entorno a una bandeja de canelones y una sobremesa llena de conversaciones sobre los que no están, sobre el testamento de María… y sobre el pesado amigo de mi madre que vendrá mañana a visitarla. Un hombre que después de perder a su mujer, le tira los trastos mientras ella cuenta que es un pesado pero que no puede quitárselo de encima porque mis padres y ellos eran buenos amigos. Anillo de oro, pañuelo de seda en el cuello y peinado impecable, se intenta hacer el gracioso, trae regalos, etc… y solo consigue ser un pesado. ¿Cuantos hombres dan ese perfil? Patético.

En vista de la conversación yo he agachado la cabeza sobre el teclado del portátil y he podido hablar largo y tendido con la mujer salvaje y también con una colega  con la que hacía tiempo que no charlaba. Curiosamente una antigua conversación entre ella y yo me ha hecho sonreír y eso, estos días, es mucho. Hoy he estado especialmente ñoño con la mujer salvaje, que si te echo de menos, que si quedan 23h para vernos, que si me esperas en casa te follo en cuanto cruce la puerta… ya sabéis esas cositas que se dicen los novios enamorados.

Llueve. Y eso le da un toque más melancólico a mi cuenta atrás. Mañana a las 6 aprox. estaré en mi casa, sentado en mi sofá, besando a la mujer salvaje como si fuera la primera vez. Bueno, mejor que la primera vez (jajaja). Esto me recuerda una anécdota que tuvimos hace poco.

-He estado leyendo tu blog, .undermind
-Ah si y qué tal?
-Nada, bien. Ley el post de la Nochevieja del año pasado. ¿Se puede saber por qué dices que te besé yo a ti? ¡Te llevé a la cama yo pero me besaste tu!-
me dijo con una sonrisa.
-¿Te besé yo?…

Descolocado, pienso que mis recuerdos de aquella noche están un poco entremezclados.

-… ¿de verdad te besé yo?- me empecé a descojonar
-Claro que me besase tu, te tumbé en la cama y me empezaste a decir que no me fuera y me besaste. Y antes de que me diera cuenta me habías desabrochado el sujetador.
-Jajajajaja, no me jodas…

Flipa, resulta que me puse hasta pesado, pero no creo que le importara demasiado. Aprovechando que no lo recuerdo del todo bien me ha puesto a mi de instigador de esta relación que cumple en breve 1 año. Quien lo diría.

No olvides puntuar esta entrada (de 1 a 5 estrella1) · ¿Por qué es importante?

Explore posts in the same categories: el clan

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Both comments and pings are currently closed.

3 comentarios en “Diaro de Navidad III”

  1. Vértigo Says:

    Bonitos recuerdos… Al final la ñoñería de la navidad se nos pega a todos. Y me alegro!

  2. Princesa Says:

    Mandame esos canelones…jolín que me ha dado hambre.


  3. Enhorabuena por tu año de relación. Entiendo lo que es echar de menos y es normal que te pongas ñoño, es eso precisamente lo que hace que hable tanto de él, que así de alguna manera lo tengo presente, ojala esta distancia se acabe pronto.
    Por cierto, me gusta tu historia con la mujer salvaje.
    PD: Ah es muy curioso la tradicion de comer canelones, no tenía ni idea. Besos


Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: