Call TV, timos del siglo XXI

Soy un asiduo a la teletienda, cuando llego a casa después de una noche de juerga, me quedo un buen rato mirando las chorradas que venden. Bueno, quizás tendría que decir me quedaba, porque parece que cada vez más los programas Call TV inundan las noches. La teletienda en si ya es un pequeño timo, pero no es de esto de lo que quiero hablar, sino de los programas de llamadas o subastas por SMS.

Las subastas por SMS tipo El reventaprecios dicen que el que de menos se lo lleva, escrito en céntimos, pero esto no es del todo correcto, ya que el menor precio es 0 cent, pero nadie se lo lleva por ese precio. En realidad lo que hacen es omitir una segunda clausula. El que de menos (sin que otra persona haya hecho la misma oferta) se lo lleva, escrito en céntimos. Vamos que si yo pongo 23 cents y tu también apuestas por los 23 cents, ninguno de los dos nos lo llevamos, se lo lleva el que haya hecho la apuesta más baja que no se haya repetido. Toma lotería.

El tema de los SMS es un tanto ruin, porque si algo no hacen es precisamente subastar, pero los que de verdad se llevan el adjetivo de timadores son los de las llamadas. Cada llamada, independientemente del tiempo que dure, tiene un precio de 1€ aproximadamente. El programa propone un juego, la gente va llamando y queda en una centralita a la espera de entrar en directo. Se selecciona la llamada de forma aleatoria y entonces el concursante en cuestión dice su solución en apenas 5 segundos. De lo que se trata siempre es de tener cuantas más llamadas en espera/SMS mejor y de ahí se ganan su sueldo.

Desde hace poco, debido a que les obligan (no os vayáis a pensar que lo hacen por iniciativa propia), ponen el número de llamadas que hay en espera en una de las esquinas superiores, pero como nadie les obliga a que se vea bien, el cámara siempre va escondiéndolo con el fondo del decorado. Ya sabéis, el típico truco de usar el color negro en la letra y ponerla sobre un fondo negro… simplemente no se ve. ¿Cuanta gente pica? en Telecinco llegan a las 5000 llamadas en espera. No hace falta que diga que son más de 5000€ de ganancias.

Utilizan trucos para fomentar las llamadas, como poner un juego ridículamente fácil y hacer como que nadie llama, o utilizar palabras como “dinero garantizado” cuando el premio es bajo pero no cuando es alto. Y no lo está porque cuando das la solución correcta, aparece un sobre  o un juego secundario. Hasta aquí todo correcto. El problema es cuando el juego principal es prácticamente imposible de resolver, y no hablemos del juego secundario en el que participa el concursante una vez ha solucionado el anterior. La dificultad de acertar no solo la primera respuesta, sino también la segunda, hace que estos programas empiecen a llenar el saco del premio con cantidades desorbitadas… he llegado a ver 200.000 €. Sin duda un caramelito para cualquiera, teniendo en cuenta que solo te vas a gastar alrededor de 1€ en la llamada y que la paciencia que tengas es algo que no cuesta dinero. Imaginaos si están convencidos de que no van a dar el premio que  se han dado casos de concursantes que no solo aciertan el primer juego sino que también el segundo y el presentador se hace el sueco! (menudos jetas):

En este caso directamente pasan de lo que dice el concursante:

Atención a la cara que se le queda a esta , parodiado por los de Se lo que Hicisteis:

Y así habrán un montón de ejemplos. Pero lo que realmente me jode de estos timadores del siglo XXI son los juegos trampa, como por ejemplo el típico juego de La ecuación. Aparentemente tu estas viendo en la imagen una serie de sumas, restas, multiplicaciones, etc y lo que te piden es que sumes los números de la imagen. Aquí ya hay una ambigüedad, ¿sumar significa hacer la ecuación o extraer los números olvidándonos de los signos que los preceden? Pero si esto no es suficiente, si te fijas bien, no todo son números, de repente algo que parece un 6 es una b en algún tipo de letra con sombrerito, y en vez de un 11 aparecen dos palos (II), que pueden ser 2 ies mayúsculas o 2 eles.

Pero qué morro, a parte de hacerlo difícil encima luego tendremos que acertar 3 o 4 números o letras aleatorios, con las mismas probabilidades que un sorteo de lotería cualquiera. Vamos, que a parte de tener una vista de águila y una finísima capacidad de comprensión para la mini-explicación del juego trampa, encima luego tenemos que jugar a la lotería para ganar un premio de verdad.

-Venga, hombre, no me jodas, tienes menos probabilidades que acertar el euromillones y mientras tanto vas envejeciendo con el teléfono en la oreja, porque la llamada te ha costado 1€ pero ¿cuánto valoras tu tiempo?

Y una última pregunta, ¿conocéis a alguien que haya ganado algo en alguno de estos juegos? Pues claro que no… porque nadie gana. Me juego el brazo derecho a que ni siquiera los que ganan al principio premios menores (100-300€) son concursantes de verdad. Para mi que son ellos mismos, los redactores, los guionistas, los cámaras… estos tíos no regalan ni medio duro, solo se aprovechan de mentes simples.

No olvides puntuar esta entrada (de 1 a 5 estrella1) · ¿Por qué es importante?

Explore posts in the same categories: reflex

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Both comments and pings are currently closed.

6 comentarios en “Call TV, timos del siglo XXI”

  1. Gordi Says:

    ¿Alguien dudaba de que son un timo? Pero lo que más me asusta. Si siguen emitiéndose estos programas es porque, de alguna manera, son rentables. Y si son rentables es porque alguien llama. O sea, hay gente que pica. Lamentable.

  2. .undermind Says:

    ¿Que si hay gente que pica? En Telecinco llegan fácilmente a las 5000 llamadas simultáneamente.

  3. caótica Says:

    Yo sólo me quedo a ver esas cosas cuando voy fumada.

  4. Vértigo Says:

    Y lo peor es que ahora han aumentado de manera exagerada y en casi cualquier canal, parece que quieren aprovecharse de lo mal que está la cosa.
    Te seguía visitando, aunque comento poco..

  5. BB Says:

    Menos mal que te leo, pensaba que eras historias mias, algunas cosas de las que pones, me habia dado cuenta, pero como yo soy mal pensada de nacimiento….


  6. Tengo que confesar cuando salieron estos programas una noche que venía de borrachera llamé, y me sentí completamente timada, porque nunca cogían el teléfono. De todas formas estoy contigo, creo que nadie gana nada. Besos


Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: