La complacencia

please

La paradoja de la complacencia. Complacer a tus amigos, complacer a tu jefe, complacer a tus iguales. (intersección) Complacer a nadie.

Me relajo. Cuando creo que tengo mi cabeza bien ordenada y todo controlado, me relajo y vuelvo a las rutinas antiguas. Durante toda mi vida siempre he querido complacer a las mujeres que me acompañan, me sale una vena exageradamente altruista y tiendo a anteponer mi pareja a mí mismo. Es un error que llevo cometiendo desde que me empezaron a gustar las mujeres y que, de vez en cuando, tengo que recordar. He llegado a un punto en el que tengo claras las prioridades en mi vida cotidiana, incluso en algunas facetas puedo ser bastante egoísta, pero allí donde soy más vulnerable, donde el cuerpo a cuerpo hace que te retrates, donde la esencia de tu ser esta más desprotegida, allí es donde aparece la complacencia.

El sexo con la mujer salvaje ha llegado a un punto que podríamos clasificar de mágico, desorbitante, sedante como la más potente de las drogas, pero todavía tengo algo pendiente. No soy capaz de tener sexo sin estar casi constantemente pendiente de ella. Sé sobradamente que hacer esto va en contra de mi propia satisfacción y, por lo tanto, en contra de su satisfacción, pero por más que intento centrarme en mi, no puedo evitar pensar en ella. Lo tengo casi controlado cuando follamos, pero cuando la tengo un poco lejos, teniendo sexo oral por ejemplo, me desconcentro con mucha facilidad.

-Lo hace por mi pero creo que no está cómoda…

-Ay! que se atraganta…

-Joder si me corro, le voy a dar en toda la cara…- son frases que aparecen en algún momento

Algunos hombres, sobretodo los más egoístas pensarán que eso es lo que a todo tío le gusta, ya sabéis, correrse en la cara de una tía o follarle la boca como si fuera una vagina de plástico. Es verdad, todas esas cosas me excitan en una película porno, pero a mi novia la quiero con toda el alma y si algo no quiero es que se sienta una vagina de plástico. Demasiadas veces me he sentido yo así como para que ella lo pase conmigo. -No, gracias, cualquier cosa menos eso-. Esta paradoja mental me raya bastante y, claro, ella desde su punto de vista no alcanza a comprenderlo. Piensa que o no lo hace bien o no me gusta por algún motivo, así que ella también se raya. Es un tanto patético la verdad, porque en el fondo es una chorrada, lo que pasa es que no me puedo quitar de una vez por todas esa tontería de la cabeza

Esto explotó un poco el Viernes pasado, en medio de un campo agrícola cerca de un concierto al que asistíamos. En un calentón decidimos escabullirnos a echar un polvo. Era una situación muy morbosa, aunque yo estaba un poco asustado (nunca lo había hecho fuera de una casa o de mi coche, que siempre lo he tenido a mano). El caso es que yo no estaba del todo cómodo entre las posibles personas que pudieran estar por ahí y lo que he contado más arriba, así que se puso en evidencia este pequeño problema absurdo y tuvimos que hablarlo. Mal momento, teniendo en cuenta los niveles de alcohol en sangre. Fue un pequeño drama que se explicó detenidamente al día siguiente. Me fue bastante complicado (más fácil escribirlo aquí, la verdad).

La mente es una pequeña cabrona traicionera y la mia además va por su lado. Es como cuando se te mete una canción en la cabeza y por mucho que quieras pensar en otra cosa, incluso en otras canciones, siempre acabas en la misma. Pues así me ocurre con todo. Es como si mi cerebro se obsesionara con cosas que mi pensamiento rechaza, como una mosca cojonera que te zumba en el oído.

-Maldito seas cerebro. Me cagüen tus muelas. Cabrón.

No olvides puntuar esta entrada (de 1 a 5 estrella1) · ¿Por qué es importante?

Explore posts in the same categories: one love

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Both comments and pings are currently closed.

8 comentarios en “La complacencia”

  1. caótica Says:

    El sexo con ella ha llegado a un punto mágico, desorbitante y sedante, encima os quereis, teneis confianza, complicidad y sois amigos, además de amantes y compañeros… asi que hazme el favor y no te quejes!!

  2. .undermind Says:

    Prometo que no me quejo, considero que tal y como van las cosas tengo mucha suerte. Como si me hubiera tocado la lotería.

    Es una tontería, pero si no cuento esto ¿de qué hablo?

    Besos, Caótica

  3. caótica Says:

    Jejeje… despues de mi comentario impulsivo cargado de envidia, viene mi comentario serio.

    Primero, estoy encantada con este post, que es lo más interesante que has escrito en mucho tiempo, jejeje…

    Supongo que no te voy a decir nada que tu no sepas ya, pero deberías aprender a recibir. Estoy segura de que tu novia no te hace sexo oral sólo por complacerte, que también, pero seguramente ella tambien disfruta haciéndolo. Confía en ella, confía en sus decisiones… dar y complacer está muy bien, es muy bonito, pero tambien es bonito recibir.

  4. lafuentedesed Says:

    Pues yo creo que es muy difícil luchar contra esas pequeñas paranoias, al menos frontalmente, es como intentar espantar una avispa, puede que sea para peor…
    Sin embargo vivir con ellas si es posible si son pequeñas, y quizá con tiempo son ellas las que se van. No se.
    Lo que si se es que quiero ir a un campo agrícola!


  5. Yo estoy con caotica, si tu novia hace sexo oral es porque también le gusta. Cuando yo lo hago con mi chico disfruto mucho. Intenta hablar las cosas siempre que te rayes, y poco a poco se te irá pasando. Aunque sé que es dificil. Un beso

  6. jordim Says:

    el sexo oral es de las pocas cosas maravillosas que hay en el mundo…

  7. Kaoki Says:

    Quizás te cueste admitir que en el campo emocional también tienes derecho a que sean complacientes contigo, y donde digo emocional, digo emocional-sexual.

    Vaaale… ahora viene cuando me dices que ya lo sabes. Entonces te diré que sólo te falta terminar de creerlo.

    Muxu bat.

  8. .undermind Says:

    Supongo que viene con mi personalidad, Kaoki. Bienvenida

    Gracias a todos con por los comentarios, todos tenéis razón. Como dice lafuentedesed puede ser muy difícil luchar contra esas pequeñas paranoias, hay que asumirlas e ir dejándolas a un lado progresivamente o se convierte en un drama. Por supuesto la complicidad de tu pareja ayuda mucho y la verdad no puedo quejarme de mi novia de nada😉

    Saludos.


Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: