Gastroscopia canina

Neo

Neo

Nunca he sido fuerte, lo parezco, pero no lo soy. La semana pasada  aprendí una lección bastante importante y he podido conocerme un poco más. Todos creemos que sabemos quienes somos, qué nos gusta, cómo reaccionaríamos frente a un problema, pero en mi caso, de vez en cuando descubro que no es así.

El Lunes mi perro empezó a vomitar la comida, pocos días después de haberme dado cuenta de que me faltaba un calcetín. Me entró la duda de si se lo había comido o no y decidí llevarlo al veterinario. Fue el comienzo de una corta pero muy intensa angustia. Análisis de sangre, palpaciones y radiografías durante 3 días iban confirmando mi sospecha, hasta que decidí operarlo.

Mi veterinaria me puso en contacto con una clínica donde podrían hacerle una gastroscopia (una endoscopia digestiva, para ver el estómago por dentro). Yo a esas alturas ya estaba convencido y preocupado de que el calcetín pudiera acabar en el intestino, con el consecuente peligro de que pudiera producir una obstrucción que acabara en una operación con bisturí. Durante todo ese tiempo me sentí capaz de llevar el asunto, pero en cuanto le pincharon la anestesia y empezó a desplomarse, yo lo hice con él.

La operación fue rápida, apenas unos 15 o 20 minutos, pero fueron los mas angustiosos que recuerdo en años, no podía contener mis nervios ni mis lágrimas. Finalmente apareció el cirujano

-Todo ha salido bien, le hemos sacado el calcetín, esta despierto. Tranquilo.

Incluso ahora recordando el momento no puedo evitar que mis ojos se enturbien. ¿Qué ocurrirá el día que muera? ¿Qué ocurrirá si alguna vez tengo un hijo y tienen que operarle? Ni siquiera en operaciones de mi familia lo he pasado tan mal. Esta claro que no estoy preparado.

Así es como ocurrió (sí, ahora te dan un DVD de la operación)

-¿Cómo lo haces? ¿cómo puedes estar tan tranquila?- Le dije a mi madre mientras esperábamos a que la operación terminara
-Uff, son muchos años y dos hijos. No se me nota pero la procesión va por dentro.

Explore posts in the same categories: el clan

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Both comments and pings are currently closed.

3 comentarios en “Gastroscopia canina”

  1. Blind-y Says:

    Eres muy tierno!

    Un besi

  2. Gohan Says:

    Nunca sabes al 100% como te comportarás cuando llegue el momento.
    Impresionante documento en vídeo y HD jeje. Bueno ahora que todo ha pasado a olvidar, se quedará como anécdota.
    Una vez mi gato se quedó atrapado en una ventana y se le cortó la circulación dese la mitad del cuerpo hacia atrás, nos dijeron que no volvería a andar con las patas traseras, pero al final a base de darle masajitos en las patas (completamente frías, como muertas) consiguió recuperar la movilidad y ahora está como el primer día. Lo pasamos igual de mal que si hubiese sido un humano, hasta entonces no pensaba que sentiría tanta pena por él hasta que ocurrió.


  3. Uff, es normal que te pusieras así, pobre perrillo, pero al final todo salio bien, así que enhorabuena.. Besos


Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: